Reparaciones de fisuras y humedades.

Sanear forjado y pintar fachada
24 marzo, 2017
Rehabilitación de fachada en Santa Ponsa
24 marzo, 2017

Reparaciones de fisuras y humedades.

Por varias razones un muro puede presentar grietas, entre ellas encontramos grietas ocasionadas por cambios de temperaturas y condiciones medioambientales, movimientos, mal mantenimiento de la construcción, paso del tiempo, etc. Ante la aparición fisuras o grietas, es conveniente una reparación inmediata, para que el daño no se expanda al resto de la pared.

Es importante determinar, antes de hacer alguna reparación, el origen de la fisura o grieta (es una fisura pero más profunda y ancha), si es superficial, que afecta sólo el revoque de la pared, o bien, evidencia un problema del sustrato o estructural.
Tener en cuenta sobre que superficie se produjo, si es ladrillo, madera, piedra, yeso, cemento, hormigón, paredes impermeables, etc. Por último se deberá considerar donde se localiza la pared afectada, si es un techo, el suelo, una pared interior o exterior. De estos factores dependerá el producto y el tratamiento a aplicar.

Como solución ante una fisura se aplican revestimientos antigrietas, que reparan la fisura y frenan la aparición de otras en el futuro . Ciertos productos elásticos son adecuados para cubrir grietas, al menos exteriormente, absorbiendo los movimientos de contracción y dilatación del revoque, además sirven para alisar la superficie, mejorando el acabado sin dejar imperfecciones. Gracias a este tipo de productos, la fisura sigue trabajando, pero ya no provocando humedad, a la vez solucionando el tema estético. Algunos revestimientos, actúan como capa protectora, se consiguen en varios colores, y son aptos para aplicar sobre cualquier superficie, sea ladrillo, hormigón, yeso, etc.

Siempre que se quiera colocar un revestimiento en las paredes, sera necesario reparar las grietas que pudiese tener, como por ejemplo un tapagrietas, para que al pintar o revestir un muro con papel pintado no queden imperfecciones.

En las grietas pequeñas, la reparación es rápida y simple, se puede solucionar aplicando yeso o enduído plástico, o bien un tapagrietas universal, haciendo que penetre bien en la hendidura. Luego se lija, y se pinta para emparejar el color de la pared.

Cuando se trata de grietas mayores, la dificultad del arreglo es mayor. Pueden emplearse bandas tapagrietas, que previenen la aparición de nuevas grietas. En estos casos, lo conveniente es recurrir a un especialista, que sabrá reparar la grieta correctamente, y determinará las causas del problema.

La solución más económica y básica, son los selladores, que luego de ensanchar la grieta, sea manualmente o con ayuda de una herramienta, se aplican directamente con la boca del pomo, o con una pistola especial. Para fisuras con poco movimiento, se utiliza un sellador plástico a base de polímetros, mientras que en el caso de una fisura con mayor movimiento, y que tiende a expandirse, convendrá emplear un sellador elástico, tipo asfáltico, estos acompañar el movimiento de la fisura, y se ensanchan sin perder adherencia.

Antes de aplicar cualquier producto habrá que limpiar la pared, dejándola libre de restos y polvo, que dificultan la adherencia de cualquier material, luego hay que esperar a que la superficie quede bien seca. El necesario también, agrandar la hendidura de la fisura, para que resulte más fácil aplicar el producto. Es conveniente realizar este tipo de tareas en ambientes bien ventilados.

17426148_659812757476643_975483184600409359_n 17426331_659812764143309_4177666030891826304_n 17457567_659812767476642_1063273355831998301_n